h1

La independencia es viable por la vía pacífica y democrática (1987)

Novembre 15, 2012

Per a tots aquells descreguts que posen en dubte els estudis actuals efectuats sobre la viabilitat econòmica d’una Catalunya independent, fixem-nos com tirant d’hemeroteca, ens trobem que ja l’any 1987, existien estudis i opinions que demostraven l’espoli que patia el nostre país i la necessitat d’aconseguir la independència absoluta de Catalunya respecte d’Espanya.

La història és cíclica i de vegades cal fer el camí diversos cops. Sigui com sigui, potser si que ha arribat el moment d’emprendre el camí que retorni a Catalunya al lloc que li correspon per història i per justícia.

Josep Dalmau: “La independencia es viable por la vía pacífica y democrática”

“Primera Convenció per la Independncia Nacional”
MIERCOLES, 15 ABRIL 1987

La “Primera Convenció per la Independència Nacional”, celebrada el pasado mes de marzo, considera que el 1er nivel de desarrollo económico y democrático alcanzado en el conjunto de España hace que la independencia de Cataluña sea hoy viable, por la vía pacífica y democrática”. según las manifestaciones hechas por Josep Dalmau, secretario de dicha convención.

Pronto se publicarán el manifiesto final y las ponencias de la Primera Convenció per la Independència Nacional” celebrada los días 14 y 15 del pasado marzo. Los reunidos en aquellas jornadas esperan que “la nación catalana llegue a ser, y así sea reconocida, un nuevo estado europeo en los albores del siglo XXI”. según Josep Dalmau, secretario de la Convención, puesto que “las naciones acaban edificando su propio estado o van desapareciendo asimiladas por el estado y la cultura que las envuelve; nuestro proyecto debe abrir un portillo al asedio que pueda represernar el actual Estado de las autonomías para que no pueda legitimarse la opresión de Cataluña”.

En este contexto se inscriben dos tesis argumentadas por Lluís Sala—Molina, profesor de la Sorbona, en las sesiones de la Connención. Primera hoy, las naciones oprimidas elaboran su propio estado o quedan absorbidas y asimiladas.

Segunda: hay causas en Europa a las cuales vale la pena dedicar toda una vida: no hay Ninguna, hoy en Cataluña, que justifique morir o matar ni como fin ni como medio. Así, se ratifica que “el objetivo de la independencia no debe conseguirse con métodos violentos, sino que ha de lograrse por la vía pacífica y democrática, por la vía de la razón, del derecho y del diálogo”.

Autodeterminación

Dalmau recuerda que uno de los cuatro puntos de la Assemblea de Catalunya, reivindicaba el Estatut de 1932 “como vía para la autodeterminación” y comenta al respecto que “la Convención recupera este horizonte histórico; la política posibilista de unos y el pragmatismo perturbador de otros nos ha hecho perder el objetivo final. Y afirma que “las con diciones interiores y exteriores han cambiado; ahora las condidones nos son favorables”.

La ponéncia económica presentada en la Convención “puso al descubierto —dice Dalmau— que el capital anual que el Estado español saca del trabajo de los catalanes y no nos devuelve es de un billón de pesetas. Con esta riqueza en casa, el déficit de infraestructura de la nación catalana desapareceria pronto y nos situaríamos en el rango de las primeras naciones de Europa. El expolio que sufre Cataluña es indiscriminado. Incluso a aquellos que no son catalanes ni se sienten tales pero viven aquí, el Estado los trata y los explota como si lo fueran”.

Según Dalmau, “hasta ahora Cataluña no ha podido erigirse en estado independiente por el contrapeso y el retraso de la nación vecina que es Castilla”. Explica: “Castilla era rural y caciquil mientras en Cataluña dominaba la burguesía. Además, Castilla constituía el mercado exterior de los productos catalanes. Del miedo a perder este mercado y de la incapacidad de comprensión de Castilla se deriva que nuestros dirigentes políticos sólo vieron viable un Estatuto de autonomía dentro del Estado español. en un momento en que en Europa se independizaban una multitud de naciones“.

La situación actual es muy otra que la de antaño, según Dalmau: “Castilla se ha modernizado estos últimos decenios. Ahora goza de una economía y de un entramado de industrias prácticamente completo. La balanza dé intercambio comercial entre Cataluña y España, persistentemente favorable al Principado, hace dos años que ya se ha invertido. Eso quiere decir que Castilla—España se sustenta de pie, económicamente, ella sola; que Cataluña exporta y vende sus productos a Europa y al resto del mundo; y que no nos necesitamos ni somos dependientes uno del otro. A partir de esta nueva situación nos podermos dar un fraternal abrazo, como hicieron Suecia y Noruega, y vivir en paz, en adelante. cada cual en su casa”.

Font:
Publicat al diari La Vanguardia del 15/04/87

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: